martes, 19 de febrero de 2008

El cristo de la Sangre tras la Guerra Civil.


La imagen del Cristo de la Sangre, es una talla en madera de cipres, algo menor que el natural con unas medidas de 140 x 140 x 56, policromada con pigmentos aglutinados con aceites secantes, en los sucesos de 1.936, sufrio muchos daños, se le arranco y quemo la cabeza, apareciendo la misma un tiempo despues en la puerta de la iglesia entre los pies de unos crios que jugaban al futbol con ella, el entonces sacristan de la iglesia del Carmen la reconocio y se la compro a los chicos por un duro de plata de la epoca, (segun han contado siempre los mas ancianos de la cofradia) se le abrieron grandes griestas de considerable importancia era la que le recorria por el pecho y le desgajo parte del gemelo y el tobillo de la pierna derecha.



Fue el escultor Juan Gonzalez Moreno, el encargado de juntar las piezas y ensamblarlas, a falta de la cabeza, que calcinada, seria restaurada, repolicromada y readaptada al cuerpo, por el escultor Jose Sanchez Lozano.
Mediante la intervecion de Gonzalez Moreno de las piezas, fue cuando aparecio la cedula manuscrita por Bussy en 1.693 en la caja de la espalda y de la que se desconocia que existiese dicha caja con la cedula en cuestion, tras el ensamblaje de dicha caja x sanchez Lozano, una reciente restauracion ha sacado a la luz una inscripcion que reza asi, Sanchez Lozano me restauro en 1.940, los rojos me destrozaron. Desde 1.940 nuestro precioso Cristo procesiona tal como lo conocemos hoy, con solo un angelito de los 5 que en origen tenia y con una cruz mucha mas sencilla de la que procesionaba, no quitandole por ello la gran belleza del conjunto y el respeto que le tiene el pueblo de Murcia.